Los caballos que se empaquetan en estas cajas correrán el más desafortunado final

Son cientos los caballos que anualmente son empaquetados en pequeñas cajas y son enviados desde el aeropuerto de Canadá. En las ciudades de Edmonton, Calgary y Alberta, semanalmente sucede esta terrible situación.

Estos caballos aterrizan en Japón, país conocido como uno de los mayores importadores de carne de caballo. Los caballos vivos que ingresan al país son preparados para el terrible final de ser comidos como sushi, específicamente un tipo de sushi llamado basashi que se prepara con carne de caballo fresca.

Además, no solo la carne es aprovechada en sushi, también, utilizan el aceite del cuerpo del caballo para productos de belleza.

Debby Murtagh, director de los movimientos para la defensa de los caballos en Canadá, manifiesta su preocupación al observar como incrementan las cifras de caballos exportados que terminarán en un fatídico final.

Lamentablemente, los caballos no son enviados sólo desde Canadá, sino que desde muchos países de América Latina también envían cientos de equinos a Japón para terminar siendo servidos en sushi. Sin embargo, en países como Estados Unidos estas acciones son ilegales, lo cual, es un avance en la protección de los caballos.

En Canadá es muy común que los caballos viejos, y no deseados terminen en pequeñas cajas de madera con destino a Japón, donde serán víctimas de una muerte segura.

No suficiente con el terrible final que les espera, estos adorables animales son expuestos a 18 horas de vuelos en condiciones inaceptables, donde muchas veces no cuentan con agua o comida. Muchos de estos animales, no ha resistido el proceso de traslado y han muerto, e inclusive en el año 2012, tres caballos murieron víctimas de un accidente de aterrizaje.

Exponer a estos animales al estrés que les causa un vuelo de tantas horas, es una terrible tortura para ellos. A pesar, de que estos envíos se encuentran supervisados por los organismos correspondientes, las condiciones de traslado no son siempre las más adecuadas.