Una madre se reúne con los doctores que salvaron la vida de su pequeño recién nacido

Mandy estaba embarazada de 8 meses cuando comenzó a sufrir severos y persistentes dolores de cabeza. Eventualmente, los dolores afectaron a su habla hasta el punto en que balbuceaba sus palabras.

Gracias a su experiencia trabajando con la “American Heart Association”, el instinto de Mandy le decía que había sufrido un infarto – a pesar del hecho de que sólo tenía 28 años. Mandy quedó sorprendida cuando los doctores confirmaron que efectivamente había tenido un infarto “hemorrágico”. El equipo médico tenía que actuar rápidamente, ya no solo para salvar la vida de Mandy, sino también la de su futuro bebé. Para aumentar las probabilidades de salvar la vida del bebé, Mandy tuvo que someterse a una cesárea de emergencia. Ella nunca se dio por vencida.

Después de que su bebé naciera, los doctores hicieron un escáner del cerebro de Mandy y vieron algo incluso más chocante: un vaso sanguíneo había estallado en el cerebro de Mandy, lo que hernió el bulbo raquídeo. En este punto, los doctores esperaban lo peor; había muy pocas probabilidades de que Mandy pudiera ver a su hijo recién nacido otra vez.

Lo que ocurrió a continuación es algo que dejó a los doctores sin habla, y el siguiente video prueba que los milagros son posibles. Continua leyendo si quieres saber qué pasó…

articulo5.1

Mandy, una mujer de 28 años de Denver, estaba embarazada de 8 meses cuando comenzó a experimentar intensos dolores de cabeza y fallos en el habla. Tenía la sensación de que había sufrido un infarto, y estaba en lo cierto.

Su condición era tan seria que los doctores tenían miedo de que muriera.

articulo5.2

Los doctores necesitaban actuar rápido para poder salvar la vida de Mandy y la de su hijo. Fue forzada a una cesárea de emergencia – pero los doctores descubrieron una preocupación mayor. Un vaso sanguíneo se había roto en el cerebro de Mandy. Había tanta presión en el interior de su cráneo que había herniado su bulbo raquídeo.

Tras haber dado a luz, Mandy fue trasladada al Centro Médico de Suecia para una cirugía intensiva.

articulo5.3

Mandy desafió a las probabilidades, gracias a los héroes que salvaron su vida. ¡Incluso sus doctores estaban impactados!

Quizás fue el deseo de Mandy de ver a su recién nacido de nuevo lo que la empujó a sobrevivir…

articulo5.4

Mandy y su bebé ahora están sanos y felices. Recientemente, el equipo de Mandy en Suecia y Rose Medical Centers la sorprendieron a ella y su familia en una reunión muy lacrimógena. Juntos, no sólo celebraron la época navideña sino también su triunfante victoria.

La vida es un regalo precioso. Gracias a Dios que los doctores de Mandy pudieron salvar su vida y la vida de su bebé.