Un hombre enferma y pierde su perro y este fue enviado a un refugio. Después, hicieron algo que le hizo acabar llorando

Te prometemos que esta historia hará llorar hasta al hombre más duro.

Un hombre mayor de Delaware/USA sufrió un ataque al corazón masivo en septiembre de este año. Afortunadamente, el hombre va a vivir, pero tuvo que ser hospitalizado durante un tiempo. Esto supuso que no pudiera hacerse cargo de sus queridos perros, Bailey y Blaize. Mientras que el hombre estaba en el hospital, los dos perros fueron llevaron al centro de animales “First State”, un refugio que está localizado dentro de una tienda de productos para mascotas (Pet Smart).

Pasaron varias semanas, y el hombre aún no había sido dado de alta del hospital. El refugio solo podía hacer una cosa: poner a los animales en adopción. Pero cuando finalmente fue dado de alta a mediados de diciembre, afortunadamente, sus dos perros aún no habían sido adoptados.

Inmediatamente fue a ver a Bailey y Blaize y los quería de vuelta.

articulo5.1

Puesto que sus perros ya estaban dentro del proceso de adopción, tenía que pagar una cuota de $250 para poder llevárselos a casa. Tristemente, el hombre no tenía tal cantidad de dinero.

El hombre lo intentó todo para poder llevárselos con él y le dijo al refugio que intentaría obtener el dinero y estar de vuelta en unos días.

articulo5.2

Aun así, al día siguiente, el hombre recibió un mensaje inesperado. Una vendedora le llamó para que acudiera al refugio y le dijo que tenía noticias para él. Ella le dijo al hombre mayor que podía llevarse a sus perros a casa, sin tener que pagar ni un céntimo.

Los empleados de la tienda y el refugio pagaron los $250 de su propio bolsillo.

Además le regalaron al hombre algunos juguetes y comida para sus perros.

articulo5.3

Pero eso no fue todo…

articulo5.4

La historia se extendió muy rápido, y desconocidos de todo el mundo le mandaron comida de perro y juguetes.

Es increíble que pueda poder pasar las navidades con sus seres queridos. Gracias a todos los empleados de esta tienda/refugio por hacer este gran gesto.

Comparte esta historia con tus amigos y familia y muéstrales cómo un pequeño gesto puede cambiar la vida de alguien para siempre.