Sus antiguos dueños le cortaron las patas, pero lo que ocurrió después es increíble.

Cuando las autoridades encontraron a Brutus, un Rottweiler de 2 años viviendo en Colorado, descubrieron que su anterior dueño había intentado tratar la congelación de sus patas realizando una amputación casera.

El daño causado fue tan grande que los veterinarios se vieron obligados a quitar el resto de sus patas para poder salvarle la vida. Después de los increíbles resultados de otro perro que también había recibido prótesis impresas con 3D, Brutus se ha convertido en el segundo perro de la historia en recibir sus propias extremidades artificiales.

Brutus fue rescatado cuando era un pequeño cachorro.

articulo4.1

Sus patas estaban en muy mal estado debido a un intento de amputación casera.

articulo4.2

Desafortunadamente, no pudieron ser salvadas, así que los veterinarios tuvieron que amputarle todas las patas.

articulo4.3

Ahora que está a cargo de un dueño más capaz, este valiente chico se va recuperando.

articulo4.4

Poco a poco, está aprendiendo a caminar con sus nuevas patas.

articulo4.5

Las prótesis fueron provistas por OrthoPets, una organización que crea prótesis de última generación para cientos de mascotas de todo el mundo cada año.

Su madre de acogida, Laura Aquilina, empezó a entrenar a Brutus con sus nuevas patas protésicas el pasado septiembre de 2014.

articulo4.6

Sus andares son todavía un poco irregulares, pero está haciendo progreso con la ayuda de ejercicios y mucho tiempo de juego.

“No puedes explicarle a un perro por qué le estás poniendo estos aparatos en sus patas,” dice su madre de acogida, explicando el difícil proceso.

articulo4.7

“No puedes explicarles que es para ayudarles.”

Y mientras que el progreso que ha hecho es admirable, Aquilina se dedica a ayudar al feliz cachorro a tomar pasos aún más grandes.

articulo4.8

Esperamos que algún día sea capaz de jugar con otros cachorros sin dificultad.

Estamos seguros que Brutus superará las expectaciones de todos. Después de todo lo que ha pasado, este fuerte cachorro es capaz de cualquier cosa.