¿Por qué mueven los perros la cola?

Cuando un perro mueve su cola, te está diciendo mucho más de lo que imaginas. No es solo un modo de expresarte que está contento de verte, la forma en que tu perro mueve su colita puede significar que quiere comunicarte algo más sutil.

En primer lugar, la posición en la que un perro mantiene la cola quiere decir mucho. Si la cola está en alto y tensa, es un signo de que el perro está contento, pero si está baja y entre sus piernas, el animal está obviamente asustado. Pero es un pelín más complicado que eso, como explica Louise Taylor, un entrenador de bienestar canino en “Battersea Dogs & Cats Home”, en Londres, al IFLScience.

“Es muy dependiente de la raza de perro,” dice Taylor. “Para algunos perros, como por ejemplo los Huskies – sus colas se alzan por encima de sus espaldas cuando están relajados, así que se curvan en sus espaldas hasta formar un pequeño bucle incluso. Y ese sería un Husky feliz y relajado. Pero si un Labrador hiciera eso, por ejemplo, eso significaría que está bastante excitado.”

articulo2.1

Y en cuanto al movimiento en sí. “Los perros mueven las colas por un número de distintas razones,” explica Taylor. “Así que, puede ser que estén felices, excitados, e incluso un pelín preocupados.” Pero no deberías fijarte sólo en el movimiento de la cola. El contexto lo es todo. “Si te fijas en el lenguaje corporal de un perro, no sólo debes mirar eso, tienes que mirarlo como un conjunto, y así tratar de descifrar qué nos quieren decir.”

Incluso entonces, un perro que mueve la cola no significa necesariamente que él esté feliz. Por ejemplo, si el movimiento es lento y cuidadoso, podría decirnos que el perro es inseguro. Depende totalmente de lo que el resto del cuerpo esté haciendo. Pero eso no es todo. Si miras al perro con verdadera fijación, puede que incluso te puedas fijar en si mueve la cola más hacia un lado que hacia el otro. Esto podría decirte muchas más cosas.

Durante el estudio de la simetría del cerebro y de cómo los hemisferios controlan diferentes partes del cuerpo, los investigadores decidieron fijarse en un órgano que se localizara en el centro del cuerpo, un órgano que debería estar controlado por ambos hemisferios. Se quedaron con la cola de los perros, y lo que encontraron les sorprendió mucho.

Intrigantemente, descubrieron que los perros tienden a mover más su cola para uno de los lados más que del otro dependiendo de su humor. Si la cola se mueve sobre todo hacia la derecha, los científicos opinan que el perro probablemente esté feliz, mientras que si lo hace hacia la derecha es posible que esté nervioso. Aunque no nos hayamos fijado en estas minúsculas diferencias a la hora de mover la cola, investigaciones probaron que el resto de perros están muy en sintonía con esto y se dan cuenta de los cambios.

Así que parece ser que la forma en la que se levanta la cola de nuestro perro, y cómo se mueve, puede darte mucha información acerca de cómo se siente.