Mira cómo este jaguar se acerca lentamente al perro y salta sobre él … Entonces muy rápidamente , ¡GUAU !

Este jaguar huérfano fue llevado a un refugio en Sudáfrica en el Akwaaba Lodge, donde le recogió una señora y le dio la atención que necesitaba las 24 horas diarias.

Este joven jaguar, cómo cualquier bebé necesitaba un amigo, por lo que su nueva “mamá” le hizo entrega de: un  enérgico y entrañable Jack Russell.  ¡Rápidamente se hicieron mejores amigos!

Cuando el jaguar, llamado Jag, era ya adulto, fue trasladado a una reserva natural más lejos de su amigo canino y fue un desastre: el jaguar estaba llorando constantemente y el perro comenzó a dejar de comer debido a la tristeza.

¡Tras esto los cuidadores se dieron cuenta de que estos amigos eran inseparables! Mira el siguiente video para verles jugar juntos: