Este perro no puede encontrar un hogar… debido a la manera de como tiene que comer

Cuando llegó al refugio, Mickey no podía permitirse el lujo de perder otra comida.

Con tan sólo 14 kg, él estaba peligrosamente delgado. El problema era que Mickey no podia empujar la comida hacia su estomago. Literalmente.

 
“Su problema es con su esófago, ya que no se contrae para empujar el alimento o el agua hacia abajo, entonces es muy difícil que pueda comer por sí mismo”, Barb Grodicky, de la Sociedad Protectora de Animales en Alberta, la Lethbridge and District Humane Society , en Canadá, lo explica a CTV News.
 
Así que el personal puso al marginado perro de 7-años de edad en una silla alta, parecida a una sillita de comer de bebé.

Es alimentado por el personal del refugio a cuchara mientras está sentado en posición vertical, lo que permite que su comida se deslice hacia abajo en la garganta.

En total, tarda 15 minutos para diferir su cena – una mezcla especialmente preparada de comida húmeda, puré de calabaza y croquetas.

Pero Mickey ha hecho que cada cucharada contara, engordando 7kg desde que llegó al refugio hace casi dos años.

 

El problema es que, mientras que el personal adora alimentar a su feliz y juguetón Mickey, encontrar un hogar para el tarda más tiempo que para los demás.
No sólo puede la dieta de Mickey ser relativamente cara, pero la hora de comer también puede ser complicada y laboriosa.

Pero Mickey merece cada cucharada con mucho amor.