Este perro está atascado y no puede moverse. La razón es absolutamente hilarante!

A este perrito le encantaría atender a la llamada de su propietario, pero él parece que no puede pasar del mismo punto.

¿Y por qué? El culpable es un gato que no parece soltar la correa. En este video de 23 segundos se ve al perro Siri intentando caminar en dirección a su dueño, pero su amigo felino no le deja hacerlo.

En realidad, Siri podría tirar con más fuerza y soltarse, ya que es más grande que el gato, pero ya sabemos quién lleva los pantalones en esta relación. 🙂

¡El gato gana esta ronda!

 

 

No te olvides de compartir si te ha gustado.