Este orangután desesperado alarga el brazo para darle la mano a su rescatador.

Numerosos animales han sido desplazados y puestos en peligro durante los últimos meses debido a los devastadores fuegos que asolan a su paso por Indonesia. Pero a pesar de todo el dolor y angustia que se ha generado, aún hay gente trabajando cada día para hacer que no se pierda toda la esperanza.

A principios de este mes, voluntarios del Rescate Internacional de Animales (RIA) intervinieron para salvar a una de las víctimas más desoladas por los incendios – un orangután macho desesperado, llamado Jambu, que ha estado intentando mantenerse con vida mientras que las llamas consumían todo el bosque a su alrededor.

Las fotos del rescate muestran los dramáticos momentos en los que Jambu supo que finalmente estaba a salvo, estirando su brazo para coger la mano de su rescatador.

articulo3.1

Trabajadores de la plantación avisaron al RIA sobre la condición de Jambu después de haberlo viso postrado allí, incapaz de encontrar un lugar seguro o comida en el bosque quemado en el que vivía. Se había refugiado en lo alto de un árbol, pero los rescatadores pudieron convencerle de que bajara para poder ser anestesiado.

articulo3.2

Le practicaron un examen médico y rápidamente trataron las pequeñas heridas que tenía en su cara.

articulo3.3

Tras esto, Jambu se llevado al centro de rescate del RIA, donde el grupo le está cuidando hasta que encuentren un lugar idóneo para poder dejarlo libre de nuevo.

articulo3.4

Al final, a pesar de todo lo que ha pasado hasta el momento de su rescate, este orangután es uno de los afortunados – ya que ha sido encontrado a tiempo por gente a la que le importa su bienestar. Aun así, su trabajo no ha terminado.

“La triste imagen de los orangutanes solos y perdidos, especialmente machos, se está volviendo muy familiar para nuestro equipo en Indonesia,” escribió RIA en Facebook. “Estamos trabajando lo más rápido posible para salvar a todos los que podamos antes de que mueran de hambre o sean disparados por los aldeanos o granjeros.”