Curioso experimento viral: ¿es el Corán peor que la Biblia?

Dos jóvenes holandeses han llevado a cabo un interesante experimento con el objetivo de demostrar que, en ocasiones, lo conocido no tiene por qué ser mejor que lo desconocido.

La ola de atentados que sufrió París el pasado mes de noviembre a manos del autodenominado Estados Islámico (ISIS) ha provocado no solo un unánime rechazo a la banda terrorista, sino, además, ha levantado cierto recelo a todo lo que suene a musulmán. No en vano, muchos se preguntan si, verdaderamente, el Corán, el libro sagrado en esta religión, incluye unos preceptos tan agresivos como parece.

Conscientes de la existencia de estos prejuicios, Sacha Harland y Alexander Spoor, los jóvenes que están detrás del canal de vídeos de YouTube ‘Dit Is Normaal’, decidieron llevar a cabo un interesante experimento en las calles. Para ello, hicieron pasar la Biblia por el texto sagrado del Islam y empezaron a leer controvertidos pasajes para observar qué opinaba la gente de este “Corán” encubierto. Por supuesto, las víctimas no tenían ni idea de que realmente se trataba de una Biblia cristiana.

“Una mujer debe aprender en silencio y absoluta sumisión”, “Si desobedeces mis preceptos y mis leyes, te comerás la carne de tus propios hijos e hijas” o “Si dos hombres duermen juntos, deberían ser asesinados” son algunos de los pasajes que leyeron a los transeúntes y que provocaron su total rechazo.

¿Qué pensaban de esas frases que se encontraban en aquel libro? Desde ridículo a opresor, todos los consultados coincidieron en que resultaba abominable lo que en el “Corán” estaba escrito.

Eso sí, su sorpresa fue mayor cuando los jóvenes holandeses descubrieron a los viandantes que realmente se trataba de la Biblia y no del Corán y que esos pasajes, entonces, estarían aceptados en Occidente.

Es más, previamente a saber que en realidad era la Biblia lo que los chicos les leían, los transeúntes afirmaban que el Corán era mucho más “agresivo” que la Biblia y que, de hecho, esta última incluía muchísimos elementos positivos entre sus páginas y era más “pacífica”.

Sin duda, un sorprendente vídeo que llega con el objetivo de desmontar prejuicios y que ha causado sensación en Internet. De hecho, en pocos días, el vídeo ha recibido alrededor de cuatro millones de visitas en YouTube.

Un vídeo viral que, seguro, habrá hecho a más de uno pensar y, sobre todo, entender que, en ocasiones, no todo es como parece.