Adoptó un toro de corridas para echar por tierra todos los mitos sobre ellos

Los toros no son animales feroces y salvajes, ni tampoco bestias desalmadas que todo lo que saben hacer es cargar contra tudo y todos. Nos hacen creer que los toros son animales bravos y que están criados para eso, para enfrentarse al torero y sufrir a sus manos. Pero este joven nos dá una otra perspectiva sobre este asunto.

Fadjen es un Toro de corridas que Christophe Thomas, un joven amante de los animales adoptó para salvarle de una muerte segura.

Estaba destinado a ser toreado en Barcelona, y tuve tanta pena de su destino que he decido comprarlo. Les pregunté si era muy dificil de educar a un toro y me contestaron: “Si lo cuidas bien, verás que es incluso más fiel que un perro”. Es la prueba de que quien los cria sabe exactamente lo que tiene antes de enviarlos para la plaza.

Christophe demostró al adoptar Fadjen que existe un mito sobre la furia de estos animales que no está basada en nada creíble. Es que estas fiestas bravas son de las cosas más medievales y crueles que existen.

Ellos son ahora excelentes amigos y su relación se puede comparar al de una relación entre una mascota “normal” y su dueño.

¿Cómo es que en un país civilizado se puede aún llamar cultura al hecho de atravesar el cuerpo de un animal con una espada para alegría de miles asistiendo?

Por eso, él ha querido demostrar cuánta bondad y amor estos animales te pueden ofrecer a través de estos vídeos:

Aquí en este segundo vídeo se ve como Fadjen se comporta como un perro de gran tamaño:

Si te ha gustado este artículo por favor, compártelo con tus amigos y familia.