12 hilarantes perros que lamentaron al instante sus malas decisiones

Los perros son hilarantes. Tienen una manera de ver la vida y sus muchos obstáculos, única y siempre con las mejores de las intenciones, pero sus ideas bien intencionadas a veces se convierten en arrepentimiento instantáneo.

Ayer, por ejemplo, mi perro realizaba todos sus mejores trucos para lo que él pensaba que era una bolsa de galletas. Digamos que se quedó menos entusiasmado cuando descubrió que en realidad era un suéter festivo y una sesión de fotos de Navidad.

Echa un vistazo a algunos ejemplos gloriosos de arrepentimiento canino instantáneo.

1. “Me comí la abeja. Ojalá no hubiera comido la abeja, pero lo hice.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-01

2. “Vistete para la foto de la Navidad, dijeron. Te va a encantar, dijeron.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-02

3. “¿Qué he hecho?”

arrepentimiento-canino-instantaneo-03

4. “¿Sí, Manolo? Yo no voy a llegar a esa reunión.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-04

5. “Sólo estoy tratando de encontrarme a mí mismo. No va bien”.

arrepentimiento-canino-instantaneo-05

6. “No sé hacer “sofing”.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-06

7. “Yo tampoco, tronco.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-07

8. “Ahora sé cuál es el sabor amargo de la traición.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-08

9. “La venganza es un plato que se sirve frío, madre. Recuérdalo.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-09

10. “Esta fue una gran idea, hasta que no lo fue.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-10

11. “Aquí está la cosa, hombre. Acabo de recordar que no soy un gato.”

arrepentimiento-canino-instantaneo-101

12. “Esa deuda estudiantil agobiante!”

arrepentimiento-canino-instantaneo-12

Podría seguir para siempre sobre por qué los perros son los mejores, pero su entusiasmo por la vida es lo que realmente nos gana el corazón.